13. Dios contrastado

SALMOS 29:11 (RVR60)

Jehová dará poder a su pueblo; Jehová bendecirá a su pueblo con paz.


Uno de los Salmos, el número 29, es en su totalidad una enorme obra literaria para exaltar el tamaño del poder de Dios, si uno lee los primero 10 versículos, podrá imaginar sin duda al Señor creando todo lo que existe con un poder sin igual. Esta alabanza sin igual crece de versículo en versículo, haciendo de Dios el dador de todo poder para su creación.

La vida misma emana de este gran Señor, su voz llena de potencia se describe con una idea impresionante:

Voz de Jehová sobre las aguas;
Truena el Dios de gloria,
Jehová sobre las muchas aguas.

Es obvio que ningún tipo de ejercicio literario puede hacer justicia a la verdad que encierra el poder magnífico de Dios. La voz del Señor es creadora, dijo ¡Hágase tal cosa! y tal cosa fue hecha. La potencia de su voz encierra el poder ilimitado de su voluntad.

Voz de Jehová con potencia;
Voz de Jehová con gloria.

Voz de Jehová que quebranta los cedros;
Quebrantó Jehová los cedros del Líbano.

Los hizo saltar como becerros;
Al Líbano y al Sirión como hijos de búfalos.

Más adelante el mismo Salmo impacta con dos descripciones interesantísimas, la voz de Dios hace temblar al desierto. ¡Al desierto! ¿Acaso hay algo que conmueva al desierto? Pues al parecer sí. La mismísima voz de Dios. Este Salmo corona al Rey del universo y reconoce su presencia en su santuario. Lo coloca en la historia:

En su templo todo proclama su gloria.

Jehová preside en el diluvio,
Y se sienta Jehová como rey para siempre.


Y después de que Jehová preside el diluvio. Jehová comparte su poder con su pueblo elegido, el pueblo que él ama, ese grupo de seres humanos sin merecimiento alguno, que por gracia y misericordia reciben de Dios su preciado poder: la paz. Esto es muy, pero muy fuerte. Espero que podamos algún día comprender que el poder de Dios en nosotros radica, entre otras cosas, en ser pacificadores del mundo. Poder infinito. Paz infinita. Amén.

Jehová dará poder a su pueblo;
Jehová bendecirá a su pueblo con paz.

 

Otros artículos