8. ¿La Biblia es la voz de Dios? Segunda Parte

Continuamos con el tema:

5. Si la Biblia pudo ser inspirada por Dios, es decir que todos los autores que ahí conviven, viviendo en tiempos distintos apartados por millares de kilómetros y viviendo en diversas culturas y con diversas perspectivas de la vida, fueron capaces de pensar en temas IDÉNTICOS hasta en los más mínimos detalles y con la coherencia más absoluta, recibieron de manera sobrenatural la inspiración para su escritura, entonces es lógico pensar que Dios está presente en cada mensaje contenido en la Biblia.

6. La Biblia está compuesta por 66 libros distintos, divididos en dos compedios llamados Antiguo Testamento y Nuevo Testamento. El primero describe la historia de Israel que fue el pueblo escogido por Dios para servirles y el segundo compendio cuenta la vida de Jesucristo y la adopción de un nuevo pueblo para servir a Dios, el pueblo cristiano. Todos estos libros fueros escogidos por un grupo de varones cristianos que, según la lógica que venimos arrastrando, también debieron ser guiados por el Espíritu Santo, es decir por Dios mismo para componer este grupo de libros. ¿Para qué inspirar su Escritura si no habría de cuidar su recolección?

7. Entonces podemos concluir que la Biblia contiene la expresión de la mente de Dios. Al menos lo que Él ha deseado revelar al ser humano.

 

Pues bien, volvamos a las preguntas que nos hemos planteado al principio de la primera parte, todas ellas tienen la misma respuesta: Jesucristo el el ÚNICO camino para reconciliarse con DIOS.

Esto es lo que pasó y se deriva de nuestro ejercicio lógico:

1. Dios usa la Biblia para expresar su mente.

2. A sí mismo, a través de la Biblia, se nombra como el único Dios existente y el creador de todo lo que hay.

3. Narra como el hombre rompe con su creador por causa del pecado.

4. Dios establece a lo largo de toda la Biblia el diseño de su plan para reconciliarse con el ser humano.

5. Su plan incluye un único sacrificio final para cumplir con la justicia de Dios acerca de que la paga del pecado es la muerte.

6. El sacrificio final sería llevado a cabo sobre, algo increible, sobre sí mismo! Dios mismo toma forma humana en un sacrificio humillante (CRISTO) y es torturado y asesinado, pero todo es un plan para morir siendo santo, por los pecados del ser humano.

7. Cristo resucita de entre los muertos puesto que es Dios y ahora sí podemos tener acceso a la divinidad con sólo creer en el sacrificio del Hijo de Dios. Esto es Cristo.

Así lo dice la Biblia y pues, después de nuestro ejercicio lógico, podemos concluir que es verdadero puesto que de Dios viene. Ahora sí, ya podemos decir que creemos lo que la Biblia nos dice.

Otros artículos