16. ¿La naturaleza humana es buena o mala?

ROMANOS 5:12 (RVR60)

Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.

Tendemos a pensar que las cosas que hacemos son inevitables porque dependen de nuestra naturaleza humana. Siendo así, y ho habiendo nada qué hacer al respecto, tenemos que no pueden más que ser naturales, ineludibles y moralmente neutrales. Son naturales ciertamente, pero son totalmente eludibles y para nada son neutras. Deje que me explique.

Primero, la naturaleza humana tiende al mal. Esto lo dice la Escritura, pero más allá de eso, lo dice la ciencia cuando afirma que todas las cosas tienden a la degradación y nunca al perfeccionamiento. Lo dicen nuestros propios actos cuando vamos degradándonos en lo relacionado con la calidad de nuestros pensamientos y en la evidente dinámica que nos lleva a ser destructores y autodestructores. La Biblia explica esto a través del pecado. Esta desobediencia sistemática, (por aburrimiento, por descuido, por ignorancia, por negligencia o por maldad), de la voluntad manifiesta de Dios, tiene por consecuencia que estemos separados de Él. Esta separación es mortal para el ser humano. Es desesperanzadora y totalmente destructiva para el alma. Las consecuencias naturales de nuestra existencia es el mal y siempre tendrá que respetar su tendencia hacia el mal. A esto podemos aunarle que esta degradación sistemática del ser humano es contagiosa y que en bola somos mucho peores.

Segundo, es totalmente eludible. Dios ha decidido permitirnos una segunda y última oportunidad de acercarnos a Él. Dice que si creemos en Cristo como redentor, es decir como quien tiene el poder y la voluntad de justificar nuestro pecado, entonces podremos resarcir el daño que causa nuestra naturaleza y controlarla con su ayuda. Podemos evitar el mal, salirnos de la tiranía del pecado, que es todo menos inofensiva. El arrepentimiento de lo causado por el pecado en nuestra vida, nos lleva de nuevo a reconciliar nuestra naturaleza con la de Dios y esto es lo adecuado para nuestra vida y lo que más añora nuestra alma. No que nos autodestruyamos.

Último, nuestras acciones no son amorales. Hay una referencia, no lo olvidemos, Dios es la referencia para saber si nuestros actos son moralmente correctos o no. Con la palabra moral no me refiero a las mojigaterías que a veces acostumbramos en nuestras sociedades e iglesias, me refiero a la ulterior búsqueda de lo CORRECTO por parte de nuestra alma. ¿Correcto a los ojos de quién? ¡Pues de Dios! ¿De quién más, si nadie tiene la calidad moral para juzgarnos más que Él? Cuando este juez dice que estamos cometiendo "penalty", entonces, créame usted, es porque estamos cometiéndolo sin duda alguna. En fin, ahí hay tres temas para reflexionar.

Otros artículos