19. ¿Cómo orar poderosamente?

Nuestra forma de amar debe cambiar, de pasiva a activa. De desinteresada a interesada. De sometida a comprometida. De reaccionaria a revolucionaria.

 

Hemos de empezar a ver la oración como la forma más pura de la manifestación del amor, es la búsqueda del vínculo con Dios, es el establecimiento de los códigos necesarios para la comunicación entre Dios y el hombre. Es zona de responsabilidad, es zona de desahogo, de edificación, de contacto. No es poca cosa el finalmente alcanzado contacto con Dios de manera efectiva, personal y pudiente.

1. La oración debe ser significante para ser eficaz. Mateo 6:7 "Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos." Verdad. La oración debe tener significado, emotivo, espiritual, conciencia para que tenga los resultados buscados. Ni siquiera se trata ya de fe, se trata al menos de la conexión entre lo que se dice y lo que significa.

2. La oración debe ser eficaz para ser intercesora. Santiago 5:13-16 "¿Está alguno entre vosotros afligido? Haga oración. ¿Está alguno alegre? Cante alabanzas. ¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia, y oren por él, ungiéndole con aceite en el nombre del Señor. Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si hubiere cometido pecados, le serán perdonados. Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho." Fe. La oración debe dar resultados para que construya ministerio. La oración como quehacer ministerial implica desarrollo de respuestas, las respuestas que se buscan en Dios y que están prometidas. Esto se consigue con fe y sus obras, según lo que también se dice en el libro de Santiago. La fe que no se muestra con obras pues simplemente está muerta.

3. La oración debe ser intercesora para ser vinculatoria. Job 42:10 "Y quitó Jehová la aflicción de Job, cuando él hubo orado por sus amigos; y aumentó al doble todas las cosas que habían sido de Job.Amor. Debe haber dignidad en la petición, interés genuino en la otra persona, debe incluir la genuina búsqueda del bien ajeno, esto sin duda atrae el interés de nuestro Señor en el sujeto que ora. El amor por el otro es el más eficaz camino para obtener la atención de nuestro Dios. Tanto le agrada que uno de sus principales mandamientos gira alrededor de amar a los demás como a nosotros mismos, ni más ni menos.

4. La oración debe ser vinculatoria para ser poderosa. Juan 14:12-14 "De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre. Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo." Adoración. Una vez que nuestro Dios poderoso está involucrado en el fenómeno de comunicación que es la oración, ésta pierde todo su sentido verbal para convertirse en poder de acción de lo alto, eficaz, puro y terrible. Entonces y sólo entonces, estaremos hablando de esa oración poderosa, que provoca la acción milagrosa de Dios en nuestra vida.

Ore expresando la VERDAD, agregue entonces toda su FE, impulse su oración con AMOR desinteresado por los demás y, finalmente podrá disfrutar de la ADORACIÓN que invita al poder de Dios a actuar en nuestra vida, de maneras maravillosas que nunca hemos visto.

 

Otros artículos