52. Navidad, ¿conoce usted al cumpleañero?

IMG_0260

Hace años cuando estudiaba aún en la primaria, recuerdo que mi madre nos tomó un día y nos llevó a la fiesta del hijo de unos amigos de ellos. El cumpleañero no tenía ninguna relación conmigo, se trataba de un comromiso social como al que muchas veces sometemos a nuestros hijos. Era desconcertante estar celebrando el nacimiento de un niño con el cual no tenía lazo alguno. El regalo no había sido escogido por mí, no iba vestido para disfrutar de una fiesta con algún buen amigo corriendo por los espacios de la casa, no había alegría en mi corazón y menos aún podía darle un abrazo sincero de felicitación. Veía la fiesta como ajena a mí. Veía que había alegría y risas, pero la incomodidad no me abandonaba, había enorme cautela en mi corazón y lo único que deseaba era regresar a casa. Esa no era una posibilidad. De pronto todo cambió. Vi a un amigo mío, ¡ahí corriendo entre los asistentes!

 

Esa fue la diferencia. Pronto estaba platicando y jugando con aquel niño y a los pocos minutos ¡ya conocía también al cumpleañero! Jugamos mucho y pude, finalmente, disfrutar de aquella fiesta.

S.Juan 14:7 (RVR60)

Jesús le dijo: «Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.Si me conocieran, también conocerían a mi Padre; y desde ahora lo conocen, y lo han visto.»

Hoy quiero invitarle a pensar lo siguiente: medite si es usted un niño que no conoce al cumpleañero en esta fiesta. La navidad celebra el nacimiento de Jesús que es el hijo de Dios, pero su nacimiento es importante porque implica que ha hacido quien le puede perdonar sus pecados, quien le puede salvar del infierno y quien le puede acercar a Dios como el único camino que existe. No se trata de un gordo vestido de rojo ni de renos, pingüinos o cualquier otra especie animal. Se trata de un evento netamente espiritual. ¿Conoce usted al cumpleañero? ¿No le conoce? ¡Imagine entonces que usted acaba de encontrarse a un buen amigo que sí le conoce! Deje que yo le presente al cumpleañero, no se arrepentirá de esta decisión tan importante para su vida y la vida de su familia.

Para presentarle al Salvador del mundo, permítame que lo haga lo más fácil que pueda. Le daré unos pasos que tendrá que seguir para verse beneficiado por la salvación que Jesús, trajo con su nacimiento, pero más aún con su muerte y más, pero más aún con su resurrección. La fe en Jesús no sería nada si no hubiera resucitado. Sólo dele click al siguiente enlace y podrá ir a los pasos para conocer a Jesús. Y ahora sí, ¡a disfrutar de esta bellísima FIESTA! ¡Feliz Navidad!

Dele click: PASOS PARA CONOCER A JESÚS

 

 

Otros artículos