63. ¿Carismáticos en mi iglesia? Segunda Parte

Pero no me mal entienda, el hecho de que haya carismáticos en mi iglesia no implica que se tenga que dividir. He conocido iglesias, incluyendo la Iglesia Católica Apostólica Romana (IC), que han aprendido a convivir con sus movimientos carismáticos y tales se quedan en sus iglesias motivados por la enorme necesidad de llevarlas al cambio. Su amor por la iglesia donde han crecido es más fuerte que su comodidad o confort. En las iglesias cristianas también podemos contar enormes cantidades de grupos carismáticos que se han quedado ahí con la ilusión que ir modificando las viejas liturgias con el paso del tiempo. Su persistencia, impulsada por el amor, es un extraordinario ejemplo que lo que Jesucristo pide a los hijos de Dios: ser luz y sal de la Tierra, es decir influencia en su entorno.

Grandes amigos míos han estado involucrados en movimientos carismáticos y desde sus trincheras han conseguido hacer cambios sustanciales a las iglesias históricas sobretodo. No todos los cambios convienen, sin embargo el simple ejercicio de buscarlo es algo que los líderes eclesiáticos deberíamos promover con regularidad. Un excelente amigo mío que ha pertenecido al movimiento carismático de la IC por años, insiste en estar dentro de las filas de su iglesia antes de moverse a alguna que sea más afín a lo que cree, es loable pero sin duda es desgastante hasta el cansancio espiritual. Respeto su entereza.

En otros casos he visto cómo los miembros de un movimiento carismático se despiden de sus congregaciones en paz, abonando al Reino de Dios en otro sitio y promoviendo su nueva manera de ver la liturgia o la doctrina o la combinación de ambas. Lo que sí critico y con fuerza, es el hecho de dividir una congregación con pleito, en descrédito del amor que Dios nos invita a practicar.  Esto es absolutamente reprobable y la escritura misma lo condena como una agresión a la buena voluntad de Dios agradable y perfecta.

Tito 3:10 (RVC)

Pero evita las cuestiones necias, las genealogías, las contenciones y las discusiones acerca de la ley, porque son vanas y no son de provecho. Al que cause divisiones, deséchalo después de una y otra amonestación,pues sabrás que tal persona se ha pervertido, y peca y su propio juicio lo condena.


Realmente la Palabra de Dios no dice explícitamente que los movimientos carismáticos sean pecado, pero lo que sí dice es que por estar peleando las cuestiones derivadas de la religión nos metemos en situaciones pecaminosas y esto no contribuye a honrar la voluntad de Dios.

Hace un momento comentaba acerca de que no todos los cambios convienen, lo cual infiere que algunos sí. Los cambios que son bienvenidos están amparados a la luz de la Escritura. Deben derivarse del celo por la Palabra de Dios, jamás deben provenir de tradiciones históricas o costumbres, menos aún de la voluntad de varón o mujer o grupo de varones que funjan como líderes, ni aquello que venga de la imaginación propia o ajena. No debe ser tolerado cambio alguno si es que contradice a lo dicho en la Biblia.

Por ejemplo estos dos casos: Podemos discutir todo lo que guste usted acerca de que los cultos incluyan música de guitarra aunque nunca se haya hecho así en la iglesia, incluso podríamos llegar a algún tipo de concenso y mediar la decisión al respecto; pero algo que no debemos hacer nunca es tolerar la idea de que haya más mediador entre Dios y el hombre que Jesucristo; esto porque la Escritura no dice nada al respecto de la guitarra y al contrario apoya la idea de alabar a Dios con todo tipo de intrumentos, pero en cuanto a la mediación, la Biblia niega la posibilidad de una alternativa:

1 Timoteo 2:5 (RVC)

Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, que es Jesucristo hombre…

Como conclusión invito a quienes buscan un cambio en sus iglesias a que oren y ayunen en la búsqueda de sabiduría por parte de Dios. Hagan la lucha necesaria para servir como sal y luz, que no es otra cosa que SERVIR DE INFLUENCIA dentro de sus congregaciones. Lea la Escritura, entérese de lo que la misma dice a cerca de lo que usted sugiere modificar, y por último tome acciones de paz y amor por los hermanos. Esto, el amor, es superior a todo lo demás.

Otros artículos