62. ¿Carismáticos en mi iglesia? Primera Parte

Hace varios años llegó un movimiento especial a los grupos cristianos de México. Inclusive la Iglesia Católica Apostólica Romana (IC) se vió afectada por este grupo de personas que experimentaban algunas caractarísticas peculiares. Iglesias históricas como la Iglesia Presbiteriana, la Iglesia Bautista, la Iglesia Metodista, Luterana y otras han visto cómo sus jóvenes se inclinan por estas características para unos raras y para otros inclusive desordenadas y dañinas. Carimáticos o carismatismo es el nombre que se le ha dado a este movimiento que se hizo fuerte en los 70. Pero, ¿por qué hablo de movimiento y no de denominación o grupo religioso?

 

Se habla de movimiento porque realmente se trata de una variante en el uso litúrgico para la mayoría de quienes lo practican.

Hechos 2:4 (RVC)

Todos ellos fueron llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu los llevaba a expresarse.

Basados en lo narrado en la lectura anterior, los grupos carismáticos enfatizan el poder de acción del Espíritu Santo en la liturgia. Desarrollan teorías vinculadas al poder derramado por la presencia del Espíritu Santo en cada uno de los practicantes. En aras de esto, la liturgia se modifica haciéndose más emotiva, llena de expresiones de amor y música, alabanza a Dios en algo cercano al éxtasis, en algunos grupos incluso se puede observar la predicación potente y la verbalización de lenguas raras e incompresibles. Los grupos Pentecostales, que están un poco más acostumbrados a este modo de expresar su fe, coinciden con la apertura del corazón al ingeso del Espíritu Santo y su manifestación inmediata. Hay quienes afirman que de ahí, de las iglesias Pentecostales, de donde se desprenden los grupos carismáticos pero espere, no es tan así, de hecho el primer registro de este movimiento proviene de un avivamiento Metodista de principios del siglo pasado.

Los grupos carismáticos nacen del interior de las iglesias establecidas. De hecho entre más años tenga tal o cual denominación en la Tierra, más afecta será a que surjan movimientos renovadores que modifiquen aspectos de la administración de la espiritualidad y sobre todo la liturgia. Llamaremos liturgia a aquello que forma parte del culto a Dios, y en el caso de la IC, de la misa.

Cuidado, que los movimientos carismáticos justamente son caracterizados por su enorme presencia y cuidado humanos, atención a las emociones y sobre todo por su búsqueda incansable de la manifestación de los DONES DE LA GRACIA de donde también se deriva su nombre (charis/mata). Se cree, basados en la escritura que de Dios se reciben dones que permiten únicamente explicaciones sobrenaturales a eventos derivados del uso del Poder del Espíritu Santo. Es muy común ver milagros ocurriendo, gente convirtiéndose a Cristo, mucha gente convirtiéndose a Cristo y debido a su sustento tan inminentemente bíblico, es común ver a gente muy enterada de lo que dicen las Escrituras. Nada de esto es condenable.

Advertencia: sí hay cosas condenables. Las iglesias que han tenido un movimiento de este tipo en sus filas, lo han visto ascender casi de la misma forma.

1. Influencia externa. Una persona que ya está en este movimiento platica con algún grupo, sobre todo de jóvenes y los convence de los cambios que son adecuados en la doctrina que practican.

2. Libertades pequeñas. El grupo sobre el que se ha influido inicia realizando pequeños cambios en la doctrina que les ha cansado por monótona y repetitiva.

3. Exigencia de implementación. En un acto de comunicación con sus autoridades, el grupo carismático intenta contagiar al liderazgo con la "nueva visión" para la iglesia de Cristo.

4. Rebeldía abierta. Normalmente, los miembros de un sector carismático de la iglesia son rechazados por el liderazgo de una iglesia establecida, esto causa frustración y al poco tiempo actos de falta de respeto a la autoridad y desobediencia a las normas del grupo.

5. División inminente. El grupo carismático se separa llevándose a la mayor cantidad de simpatizantes con su movimiento, suelen desconocer luego la doctrina de la que se derivan.

En todo, es necesario que nos basemos en la Biblia para hallar el punto de vista adecuado y quiero invitarle a leer la Primera Carta a los Corintios en su capítulo 12:

Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo.Hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo.Hay diversidad de actividades, pero Dios, que hace todo en todos, es el mismo.

Pero la manifestación del Espíritu le es dada a cada uno para provecho.A uno el Espíritu le da palabra de sabiduría; a otro, el mismo Espíritu le da palabra de ciencia;a otro, el mismo Espíritu le da fe; y a otro, dones de sanidades;a otro más, el don de hacer milagros; a otro, el don de profecía; a otro, el don de discernir los espíritus; a otro, el don de diversos géneros de lenguas; y a otro, el don de interpretar lenguas;pero todo esto lo hace uno y el mismo Espíritu, que reparte a cada uno en particular, según su voluntad.
 
Con vehemencia absoluta la Escritura aclara cómo funcionan las cosas en el Reino de Dios. Cada grupo tiene su don repartido según la voluntad del Espíritu, así que no nos corresponde criticar el don de los demás, a menos que se trate de situaciones pecaminosas ajenas a la voluntad del Señor expresada en la Biblia. Le pongo un ejemplo: no se vale tratar de dividir a un grupo porque no habla en lenguas cuando ora, esto tiene un propósito a la luz de la Escritura y debe de haber quien entienda lo que se dice, si no pues no tiene mayor sentido; pero sí se vale ser duro y celoso cuando se venera al Pastor más que al mismo Señor Jesús, o cuando se te invita a honrar a ídolos hechos de madera, cera, cerámica, yeso o lo que sea, cuando Dios dice en la Biblia que tal cosa es idolatría (pecado).
 
En fin, ahí tenemos para reflexionar y una tarea interesante para que las iglesias históricas y establecidas aprendan a adaptarse a los tiempos y eviten ser la causa de aburrimiento, monotonía y pesadez en el culto a nuestro Dios. ¡El culto debe ser una fiesta de celebración y adoración a Dios!
 
FIN DE LA PARTE 1
LEA LA SEGUNDA PARTE DANDO CLICK AQUÍ
 

 

 

Otros artículos