Blog

10. De obra, pensamiento y omisión

En algunas iglesias se menciona esta frase como la manera de referirse a las clases de pecado que existen. En buena medida hay tino en esta aseveración. Pero quizá podamos aclarar un poco algunos puntos relacionados con estas tres maneras de caer en pecado.

Sigue leyendo

9. ¿Por algo pasan las cosas, o por alguien?

Dice una vieja advertencia que los mayores repetían en el momento en que había algún tipo de desafortunado incidente en la vida de cualquier persona: -¡No hay mal que por bien no venga!, sentenciaban. Y tienen razón, de alguna forma. Se refieren a la idea tácita de que algo vendrá de bueno para la persona en disfortunio. ¿Será cierto?

Sigue leyendo

8. ¿La Biblia es la voz de Dios? Segunda Parte

Continuamos con el tema:

5. Si la Biblia pudo ser inspirada por Dios, es decir que todos los autores que ahí conviven, viviendo en tiempos distintos apartados por millares de kilómetros y viviendo en diversas culturas y con diversas perspectivas de la vida, fueron capaces de pensar en temas IDÉNTICOS hasta en los más mínimos detalles y con la coherencia más absoluta, recibieron de manera sobrenatural la inspiración para su escritura, entonces es lógico pensar que Dios está presente en cada mensaje contenido en la Biblia.

6. La Biblia está compuesta por 66 libros distintos, divididos en dos compedios llamados Antiguo Testamento y Nuevo Testamento. El primero describe la historia de Israel que fue el pueblo escogido por Dios para servirles y el segundo compendio cuenta la vida de Jesucristo y la adopción de un nuevo pueblo para servir a Dios, el pueblo cristiano. Todos estos libros fueros escogidos por un grupo de varones cristianos que, según la lógica que venimos arrastrando, también debieron ser guiados por el Espíritu Santo, es decir por Dios mismo para componer este grupo de libros. ¿Para qué inspirar su Escritura si no habría de cuidar su recolección?

7. Entonces podemos concluir que la Biblia contiene la expresión de la mente de Dios. Al menos lo que Él ha deseado revelar al ser humano.

Sigue leyendo

7. ¿La Biblia es la voz de Dios? Primera Parte

Michel Biblia-0012

¿Y qué si llega mi hora de morir y no he creido en Cristo? Todos creemos en algo ¿no tengo derecho a creer en otra cosa que no sea Cristo para ser salvo? Tengo una vida virtuosa pero no sigo la religión cristiana, ¿eso significa que no tengo derecho a ir al cielo? ¿Qué tal si no nací en un país donde se habla de Cristo? Yo venero a los santos y las vírgenes y me han dicho que eso es suficiente para ser salvo e ir al cielo, ¿es verdad? Voy a la iglesia todos los domingos y doy limosna, ¿por qué he de ir al infierno? ¿No te parece injusto que el ser humano no pueda elegir a su Dios, es Cristo o es Cristo… y si no me gusta Cristo?

Sigue leyendo

6. ¿Qué significa amar a Dios?

Amar a Dios. Buena instrucción, pareciera obvia pero hoy en día es una frase vacía y sin aceptación alguna. La mayoría de los seres humanos, creados por Dios, cuidados por Dios, redimidos por Dios, alimentados por Dios, sostienen un enorme desprecio por el Rey del universo. Dios es el dueño de todo lo que hay, puesto que Él lo creó por el poder de su voluntad y de su mente, viéndolo así resulta difícil negarse a amarlo… pero… Siempre hay un pero.

Sigue leyendo

5. ¿Y si muero mañana?

¿Qué pasaría si mañana por la mañana te dijeran: "Ha llegado tu hora"?, ¿cómo reaccionarías? Bueno, lo más seguro es que tengas miles de preguntas antes de tu reacción. Por ejemplo de seguro te preguntarás, ¿quién me lo dice? ¿por qué? ¿estoy por morir? ¿me dolerá? ¿y mi familia? ¿y mis asuntos inconclusos? y un gran etcétera.

Sigue leyendo

4. ¿Qué tan importantes somos para Dios?

La importancia y la reelevancia del ser humano para los planes de Dios es grande, pero todo tiene sus límites, no lo olvidemos. Ni tanto que queme al santo, ni tanto que no lo alumbre. Este viejo dicho está lleno de razón en lo referente a que nuestra importancia para Dios es mayúscula, pero nunca pasará sobre su justicia para atender nuestras necesidades. Aclaremos esto.

Sigue leyendo

3. ¿Dios perdona? ¿Qué perdona?

Es común que el ser humano se pregunte de qué nos ha de perdonar Dios, si:

1. "Soy buena persona"… 

2. "No me meto con nadie"… o su variante "no le hago mal a nadie"….

3. "Me porto bien, ayudo a los demás"…

4. "Voy a misa todos los domingos"…

5. "Nadie me puede reprochar nada"…

Sigue leyendo

1. El amor, ¿nace o se hace?

Nuestro Dios ha determinado en su infinita misericordia, sabiduría y soberanía que el corazón del hombre y su propio corazón cohabiten en semejanza eterna.
La escala es obviamente menor en el caso del corazón del hombre pero las semejanzas son inquietantes. Los parecidos abundan, pero hoy nos ocupará uno, el más importante comenta el apóstol Pablo: El amor.

Sigue leyendo