1 8 9 10

6. ¿Qué significa amar a Dios?

Amar a Dios. Buena instrucción, pareciera obvia pero hoy en día es una frase vacía y sin aceptación alguna. La mayoría de los seres humanos, creados por Dios, cuidados por Dios, redimidos por Dios, alimentados por Dios, sostienen un enorme desprecio por el Rey del universo. Dios es el dueño de todo lo que hay, puesto que Él lo creó por el poder de su voluntad y de su mente, viéndolo así resulta difícil negarse a amarlo… pero… Siempre hay un pero.

Sigue leyendo

5. ¿Y si muero mañana?

¿Qué pasaría si mañana por la mañana te dijeran: "Ha llegado tu hora"?, ¿cómo reaccionarías? Bueno, lo más seguro es que tengas miles de preguntas antes de tu reacción. Por ejemplo de seguro te preguntarás, ¿quién me lo dice? ¿por qué? ¿estoy por morir? ¿me dolerá? ¿y mi familia? ¿y mis asuntos inconclusos? y un gran etcétera.

Sigue leyendo

4. ¿Qué tan importantes somos para Dios?

La importancia y la reelevancia del ser humano para los planes de Dios es grande, pero todo tiene sus límites, no lo olvidemos. Ni tanto que queme al santo, ni tanto que no lo alumbre. Este viejo dicho está lleno de razón en lo referente a que nuestra importancia para Dios es mayúscula, pero nunca pasará sobre su justicia para atender nuestras necesidades. Aclaremos esto.

Sigue leyendo

3. ¿Dios perdona? ¿Qué perdona?

Es común que el ser humano se pregunte de qué nos ha de perdonar Dios, si:

1. "Soy buena persona"… 

2. "No me meto con nadie"… o su variante "no le hago mal a nadie"….

3. "Me porto bien, ayudo a los demás"…

4. "Voy a misa todos los domingos"…

5. "Nadie me puede reprochar nada"…

Sigue leyendo

1. El amor, ¿nace o se hace?

Nuestro Dios ha determinado en su infinita misericordia, sabiduría y soberanía que el corazón del hombre y su propio corazón cohabiten en semejanza eterna.
La escala es obviamente menor en el caso del corazón del hombre pero las semejanzas son inquietantes. Los parecidos abundan, pero hoy nos ocupará uno, el más importante comenta el apóstol Pablo: El amor.

Sigue leyendo

No cabe duda (Fe Sostenido)

El corazón del hombre, (del serhumano) se alegra con la música. La música también, sin duda alguna alegra el corazón de Dios. El mero hecho de alabrale a través de la música es un reconocimiento a su grandeza. Disfrútala! Si respiras ALÁBALE! Invítanos a participar en el culto de tu iglesia. Puedes contactarnos: fesostenido@gmail.com

www.facebook.com/fesostenido

www.myspace.com/fesostenido

1 8 9 10